Un monstruo dentro

Con sencillez formal y ritmo pausado, Kaidan yukijorô (Tanaka, 1968) se mueve con acierto entre los géneros del terror y el drama, logrando un delicado equilibrio entre ambos espacios. Para mí, esta armonía ya es algo destacable, pero director y guionista se atrevieron a ir más allá, permitiéndose jugar con las limitaciones del cine de terror, invirtiendo estereotipos y derrotando las expectativas del espectador. El … Continúa leyendo Un monstruo dentro

Lo único que no puede ser puesto en duda es el hecho de que estoy dudando. La condición humana en Blade Runner.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Es lo que se preguntaba Philip K. Dick en su novela de ciencia ficción de 1968. Y con esta pregunta, su autor nos plantea un dilema sobre el límite entre lo natural y lo artificial. ¿Son los androides, esos seres biomecánicos creados por el ser humano (por lo tanto artificiales), capaces de tener los mismos sentimientos que nosotros (nacidos de manera natural)? ¿Son capaces de soñar y de crear una identidad propia a partir de sus vivencias? La novela nos presenta una sociedad en la que humanos y androides ya no son fácilmente diferenciables a simple vista. Esta misma cuestión es el tema central en Blade Runner (1982), título con el que la novela sería adaptada al cine de la mano de Ridley Scott. Continúa leyendo “Lo único que no puede ser puesto en duda es el hecho de que estoy dudando. La condición humana en Blade Runner.”

Los muñecos de acción ahora tienen tetas, ¿qué se supone que tengo que hacer con ellas?

Las cazafantasmas (2016, Paul Feig) y el problema del remake

No es ninguna novedosa afirmación ni forma parte de ninguna reflexión profunda el hecho de que Hollywood lleve ya varios años apostando más por el ejercicio de reciclaje que por la originalidad y la creatividad de la generación actual de cineastas. Supongo que tiene relación con alguna tendencia de consumo del gran público, y yo no voy a meterme en los gustos de grandes masas de personas, porque si tanta gente opina de una manera no pueden estar todos equivocados, ¿no?

El caso es que de este concepto de “recojamos las sobras de la cena de navidad de la semana pasada y reamorticemos los derechos de autor ya caducos”, surgió un nuevo afluente: “invirtamos los géneros, que el feminismo está de moda”. Continúa leyendo “Los muñecos de acción ahora tienen tetas, ¿qué se supone que tengo que hacer con ellas?”