Thelma, un festival de licores y destilados que te hace plantearte combinar mezcal, sidra, vino y licor café

En Thelma, Joachim Trier logra el hito de servirnos en un solo trago el inquietante realismo de la ciencia ficción superheroica de Chronicle, la tensión sexual transgresora de Fucking Åmål, el desatado terror psicológico de Cronenberg, e incluso la perturbadora simbología teológica de Lars Von Trier. Y teniendo en cuenta la gradación de estos ingredientes, es soberbio lo ligero de su digestión.

Continúa leyendo “Thelma, un festival de licores y destilados que te hace plantearte combinar mezcal, sidra, vino y licor café”

Anuncios

Lo que la mediocridad esconde, 5 lecciones que Cincuenta sombras más oscuras (2017) puede enseñarnos

En los pocos tiempos libres que tenemos, los redactores de fauna cinéfila nos auto impartimos un taller de guion. En realidad el director es Lémur, que después de leerse ¡Salva al gato!, prepara los capítulos y los ejercicios. Continúa leyendo “Lo que la mediocridad esconde, 5 lecciones que Cincuenta sombras más oscuras (2017) puede enseñarnos”

Loveless, una crítica al individualismo más humano y la deshumanización más colectiva

No hay nada en la descripción de la candidata rusa al Oscar que pueda hacerle justicia. Loveless, una historia sobre una pareja que atraviesa un divorcio y debe aunar fuerzas para encontrar a su hijo desaparecido tras una de sus peleas, es el quinto largometraje de Andrey Zvyaginstev, el primero desde Leviathan (2014), y si el escepticismo os inclina a no valorar la presencia de ambas en la gala norteamericana, podría mencionarse la reiterada asistencia del cineasta al Festival de Cannes, empezando en 2007 (The Banishment, Elena, Leviathan, Loveless). Continúa leyendo “Loveless, una crítica al individualismo más humano y la deshumanización más colectiva”

White Bird in a Blizzard, esto es lo que pasa cuando juntas verso y prosa sin estar seguro de tu propia tipografía

En plena ebullición de la adolescencia, Kat Connor (Shailene Woodley) se ve obligada a estudiar la compleja relación que mantiene con su madre Eve (Eva Green) cuando ésta desaparece sin dejar rastro. Con esa premisa White Bird in a Blizzard (2014) construye una tumultuosa recopilación de los momentos que, antes y después del suceso, podrían ayudar a comprender a Kat el misterio que fue, o es, su madre.

Continúa leyendo “White Bird in a Blizzard, esto es lo que pasa cuando juntas verso y prosa sin estar seguro de tu propia tipografía”

Mindhunter, vacío concluyente, ingenuidad que incomoda y ruido al servicio de la narrativa

 

Parece un poco absurdo hablar de otro proyecto fuerte de Netflix durante este 2017, pero cada vez que David Fincher y la plataforma encabezan un mismo titular, las expectativas se despiertan. No podemos olvidar que fue el productor estadounidense quien introdujo la plataforma de streaming en las urnas de los Emmy. Es posible que el reconocimiento de la calidad audiovisual en los productos de consumo online fuese un acontecimiento inevitable, que Fincher, Netflix, o House of Cards fuesen meras cartas reemplazables, pero cuando un director con una exquisita fijación por los ecos que produce el abismo de la mente humana, firma con una compañía que no duda en dejarle arrojar una piedra en ese mismo abismo (o una persona a las vías del metro), el interés es inevitable.

Continúa leyendo “Mindhunter, vacío concluyente, ingenuidad que incomoda y ruido al servicio de la narrativa”

El drama televisivo (III): Person of Interest, cómo la densidad puede matar a tu audiencia

Ya traté de aclarar hace unas semanas que la calidad audiovisual no tiene por qué estar reñida con el formato ‘caso-semanal’. Pero es de obligado reconocimiento que ese simplista planteamiento no es algo que me atraiga normalmente. En Hannibal, por ejemplo, lo semanal no fue más que un escollo necesario para dar paso a una segunda temporada plagada de secundarios de lujo y relaciones resentidas. Fueron 13 horas de ficción con un manifiesto crecimiento gradual. Pues bien, Person of Interest tiene 2 temporadas, unos 45 episodios, en concreto, semanas y semanas de absoluta pereza. Aproximadamente 1935 minutos de calentamiento… ¿¡estamos locos!?

Continúa leyendo “El drama televisivo (III): Person of Interest, cómo la densidad puede matar a tu audiencia”

El drama televisivo (II): Sense8, ¿quién dijo expectativas?

El drama televisivo (I): Hannibal, el doloroso grito de la cancelación

‘Criticar por instinto’ tiene muchas consecuencias. La primera y probablemente la más dolorosa, es que a veces terminas tragándote tus propias palabras. Ya hablé hace una semana sobre cómo me gusta atragantarme con mis prejuicios, y cómo también las series se nutren de estas expectativas para crecer a costa de nuestras presunciones narrativas.

Continúa leyendo “El drama televisivo (II): Sense8, ¿quién dijo expectativas?”

El drama televisivo (I): Hannibal, el doloroso grito de la cancelación

En junio, la noticia de que Netflix empezaba a cancelar series (Sense8, The Get Down, Girlboss) sentó muy bien a algunos de los directivos de cadenas tradicionales. Sí, parecía por fin que esa plataforma que se había erigido como la salvadora de los casos perdidos empezaba a jugar según las normas. Es posible que Netflix no se aliene con intereses partidistas de anunciantes, pero la … Continúa leyendo El drama televisivo (I): Hannibal, el doloroso grito de la cancelación

Cómo podría ‘Las chicas del cable’ acusar la crisis de la TV española

Cuando Pez Payaso me habló con tono de sorpresa de una serie española producida por Netflix que tenía “buena pinta”, lo cierto es que no le di demasiada importancia. Venga, es Netflix… muchos me acusarán de optimismo infundado con todos los proyectos de la plataforma, y he de admitir que su oferta al completo no acaba de encandilarme (la última prueba de ello es Iron Fist), pero eso no me impedirá seguir afirmando que es un modelo de negocio que, en esta ‘época dorada de la televisión’, ha implantado ciertas libertades en la toma de decisiones que no han hecho más que enriquecer la ficción.

Continúa leyendo “Cómo podría ‘Las chicas del cable’ acusar la crisis de la TV española”